3103210263 - 3124808459 / gerencia@elcoachingalacarta.com
Menú

¿SER PADRES?

adolescentesprob_720Nadie nos enseña a ser padres:

A los padres nadie nos entrega un Manual. Nos formamos en la medida en la que nuestros hijos crecen.

Es por eso que el Coaching y la PNL ofrece múltiples herramientas para establecer buenas relaciones con ellos y fortalecer los roles como formadores y guías desde el amor.

La espontánea atracción por el sexo opuesto:

Más de un papá entra en pánico. Las razones son varias, entre ellas, que la persona elegida por el chico no cumpla con las expectativas y cualidades que los padres les gustarían que tuviesen.
En este sentido, lo más importante es:

Enfocarse en los valores que debe tener esa persona. Por ejemplo:

El valor del respeto.

Es importante que, tanto padres como hijos, tengamos claro qué es lo que queremos ver en esa persona.

 El valor de la honestidad.

Es una cualidad humana que consiste en comportarse y expresarse con coherencia y sinceridad,  de acuerdo con los valores de verdad y justicia. Se trata de vivir de acuerdo a como se piensa y se siente; honestidad puede entenderse como el simple respeto a la verdad en relación con el mundo, los hechos y las personas, la relación entre el joven y los demás, y del joven consigo mismo quien en definitiva debe tomar sus propias decisiones y asumir las consecuencias de las mismas.

 Para vivir con más cuidado y esmero el valor de la honestidad, es de gran utilidad poner en práctica las siguientes acciones y transmitirlas a nuestros hijos:

–      Ser fiel a las promesas y compromisos por pequeños que puedan parecer.

–      Llevar con claridad el manejo que hacemos del dinero.

–      Pagar las deudas con oportunidad y con amor y así veremos multiplicados nuestros ingresos.

–      Cumplir con los deberes, así no tendremos necesidad de dar pretextos o mentir.

–      Hablar siempre con la verdad.

La manera de vestir.
Los padres debemos ser un ejemplo a seguir. “No solo en la vestimenta sino de manera general¨ pues no podemos exigir los que no damos. Si no somos ejemplo para nuestros hijos perdemos nuestro poder de negociación como padres.

Y dentro de los valores, nuestra vestimenta debe reflejar lo que queremos transmitir.

Enseñemos a nuestros hijos que cuando se vayan a vestir se pregunten:

¿Qué quiero generar en mis compañeros o amigos?

Las fiestas y salidas de casa.
Establecer las reglas muy claras, desde el principio y luego entrar a negociar.

Llegar a acuerdos como por ejemplo:

Cuándo salir.

Cuánto tiempo pueden salir.

Explicando con claridad qué es lo que como padres, esperamos de nuestros hijos. Por ejemplo, si les va bien en el colegio, en sus deportes, no hay problema, pueden salir.

Se debe dar y recibir para establecer relaciones en las que todos ganemos. “Si los hijos cumplen las reglas, los padres también deben responder respetando los acuerdos como se habían acordado”.

Sobre la alimentación
En algunos casos la comida puede ser un verdadero martirio porque no les gusta nada. Lo ideal es tener una buena comunicación con nuestros hijos; explicarles los beneficios de comer sano y dejar que ellos decidan si comen o no lo que se les ha preparado.

Hacer acuerdos como:

¿Qué te parece si hoy comes lo que hay, y mañana o el fin de semana comes lo que tú quieras?

Para que sus hijos le respeten…

Enseñemos a nuestros hijos que los valores no se negocian. Por ejemplo, la relación entre padres e hijos debe ser  de respeto mutuo.

Las reglas de los padres no pueden dependen de su estado de ánimo  porque de esta forma el mensaje que le estamos enviando al inconsciente de nuestros hijos es:

Para que mis padres cedan a mis deseos simplemente tengo que insistir… insistir… insistir.
Otra regla sería que ellos mismos se impongan la sanción por el incumplimiento de los acuerdos, aclarando que ya puesta la sanción, la debes cumplir. De la misma manera, debemos hacer negociaciones para las recompensas y cumplirlas si se da el caso.
Se deben tener pequeños rituales o espacios para compartir en familia, en los cuales se puedan expresar  inquietudes e  ideas dentro de un ambiente de armonía. Uno de estos hábitos puede ser desayunar, almorzar o cenar juntos. Crear un espacio diario en el cual ambas partes puedan hablar.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS:

COMENTARIOS:

Deja Tu Comentario:

Participa y déjanos tu comentario, recuerda que tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestra Empresa

Nuestro propósito es contribuir al desarrollo del individuo para que interiorice y tome sus propias decisiones mediante la facilitación de herramientas a fin de encontrar sus brechas y corregirlas de modo que pueda manejar sus emociones tanto en su parte personal.

Comunícate Con Nosotros

Bogotá, Colombiaa
Avda Ciudad de Quito # 65-47
3103210263 - 3124808459
gerencia@elcoachingalacarta.com
© 2015 Todos los derechos reservados, Desarrollado por TORUS