3103210263 - 3124808459 / gerencia@elcoachingalacarta.com
Menú

LA IMPORTANCIA DEL LENGUAJE ASERTIVO

Todos los seres humanos somos comunicadores en todo momento, transmitimos todo el tiempo queramos o no.  

El bebé se comunica perfectamente.  Cuando llora, algo le falta y lo pide llorando y cuando duerme es que está a gusto.   

La calidad de comunicación que tenemos es el resultado de nuestras experiencias.  Hoy en día tenemos la oportunidad de mejorar esa comunicación para nuestro propio beneficio.

¿Qué clase de comunicadores somos? ¿Transmitimos mensajes alentadores, positivos, de calidad o son nuestros mensajes negativos y deprimentes?  Cada uno elige inconscientemente qué tipo de comunicación / lenguaje transmite y al pasar del tiempo lo convertimos en hábito y luego llega a ser una programación. Cuando se convierte en programación se da la comunicación según nuestra forma de ser.

 La persona que transmite buenas noticias, los demás quieren asociarse con él y lo tratan en consecuencia.   Buenos mensajes emanan esperanza, calidez, aprecio, respeto, energía, apoyo.

Mientras que los mensajes negativos aportan negatividad, desilusión, desesperanza, desastre, frustración, incapacidad etc.

El lenguaje es muy poderoso porque afecta directamente nuestros pensamientos que están ligados a nuestras emociones. Si decimos a los hijos: “Todo lo haces mal” o “siempre te equivocas” automáticamente construye una imagen del chico haciendo las cosas mal y equivocándose y eso tendrá una repercusión en sus emociones. Esas emociones negativas afectarán su ánimo, su autoestima y sus capacidades

Ahora tenemos la posibilidad de elegir.  Podemos elegir qué pensamos y qué decimos. Con la ayuda de la PNL es posible ser más conscientes de lo que ocurre en nuestra mente y darnos cuenta del daño que nos causamos a nosotros mismos y a los demás.  

¿Qué tipo de comunicación / lenguaje transmiten los padres y cuidadores de nuestros hijos?

Si observamos cómo se comunica el bebé.  Cuando llora, algo le falta y lo pide llorando y cuando duerme es que está a gusto.  La calidad de comunicación que tenemos es el resultado de todo lo aprendido en nuestros primeros años de vida y de las experiencias que vivimos con nuestro entorno.

por lo tanto, si nuestra forma de comunicarnos nos genera conflicto con nuestro entorno y con nosotros mismos. Hoy en día tenemos la oportunidad de mejorar esa comunicación para nuestro propio beneficio y los que nos rodean.

Una vez somos conscientes de nuestra forma de comunicarnos es relativamente fácil iniciar un aprendizaje más positivo y entrenar nuestra mente para cambiar la forma de comunicarnos y así desencadenar emociones más alentadoras.

Lo que nos permita formar niños con valores capaces de lograr cualquier cosa que se propongan y aportando valor a quienes les rodean sin distinción de clases sociales, apellidos, estratos, o posiciones económicas. 

 

¿CÓMO SER LOS FACILITADORES DE ESTOS VALORES EN LOS HIJOS?

Cada niño nace dentro del campo de la creatividad infinita y la conciencia pura que es espíritu y es preciso cultivar, nutrir, y estimular el espíritu inocente del niño, para que llegue a la madurez teniendo la fuerza suficiente para soportar la realidad de un mundo poco espiritual.

Cuando rompemos contacto con el espíritu son nuestras oportunidades en la vida las que pierden.

Estamos aquí por una razón y los padres podemos acompañar a los hijos para que encuentren el (Qué) enseñándoles a preguntarse:

¿Qué cosa importante hice hoy?

¿Qué talento descubrí?

¿Qué cosa recibí que me haya hecho sentir especial hoy?

¿Qué hice para hacer que alguien más se sintiera especial?

Todas estas hacen parte de un principio para el cual la pregunta fundamental de todo niño es , ¿Por qué estoy aquí? 

Yo estoy convencida por mi propia experiencia que la forma más eficaz no es imponiendo reglas, el ejemplo será una herramienta más eficaz que las palabras.

El niño que preste atención a esta pregunta tendrá una vida más plena, más exitosa. no hay mejor receta para destruir la inocencia de un niño que destruir la nuestra.

En este mundo todo, absolutamente todo, tiene movimiento. Hasta las piedras tienen átomos que se mueven. 

El mayor problema es lo que pensamos en esos momentos. Lo que nos repetimos, la falta de interés en nuestra vida y en lo que acontece a nuestro alrededor. La pérdida de nuestro rumbo no solo nos daña a nosotros sino también a los que nos rodean y nos quieren.

¿Te pareció interesante este articulo? Envíanos tus comentarios…

¿Crees que pueda ser útil a alguien? Compártelo.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS:

COMENTARIOS:

Deja Tu Comentario:

Participa y déjanos tu comentario, recuerda que tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestra Empresa

Nuestro propósito es contribuir al desarrollo del individuo para que interiorice y tome sus propias decisiones mediante la facilitación de herramientas a fin de encontrar sus brechas y corregirlas de modo que pueda manejar sus emociones tanto en su parte personal.

Comunícate Con Nosotros

Bogotá, Colombiaa
Avda Ciudad de Quito # 65-47
3103210263 - 3124808459
gerencia@elcoachingalacarta.com
© 2015 Todos los derechos reservados, Desarrollado por TORUS